Fue abandonado cuando nació y un millonario lo adoptó

Cuando Jon Lancaster nació, no tuvo un buen recibimiento, mientras estuvo en el vientre de su madre todo pintaba como un embarazo normal, era el primer hijo así que sus padres tenían ese sentimiento encontrado de miedo y deseo por tenerlo en brazos.

El día llegó, aquella madrugada su madre comenzó a sentir fuertes contracciones, estaba todo listo, la pañalera con la ropita y productos necesarios, en camino al hospital sintió como el líquido de la fuente recorría sus piernas, el pequeño estaba listo.

Fue cuestión de un par de minutos para que el trabajo de parto diera inicio, pronto el bebé estaba fuera, los médicos no dejaron que la madre lo viera en el momento hasta explicarle la situación, pues había nacido con el síndrome de Treacher Collins, una enfermedad que causa deformaciones en el rostro.

....LEER LA NOTA COMPLETA....

 

loading...

Comentarios

Close